malagamisionera

.org

EDITORIALES

Logo Delegación Misiones

| NECESITADOS DE VACUNAS DE

  SOLIDARIDAD Y ESPERANZA

Danilo Cantillo I.M.C. |  Delegado Diocesano de Misiones  |  Málaga

Editorial del Boletín Misionero de Julio/Agosto 2020

Niños y jóvenes de aquel pueblecito donde los días pasaban sin pena ni gloria. Esperan ansiosos las vacaciones de verano, no porque tienen planeado un viaje “exótico” sino porque llegarán los jóvenes de alguna Parroquia de la capital (Caracas), o tal vez de otros países como Italia o  España a vivir el campamento de verano.

 

Diez, veinte, treinta o más años han pasado ya de aquellos campamentos de verano; experiencia inolvidable tanto para los recién llegados que con mucha alegría se presentaban cargados de maletas e ilusiones dispuestos a darlo  todo, como para los locales que todavía hoy  recuerdan la experiencia vivida, donde muchos  entraron en contacto con la misión en los 5 continentes a través de juegos, películas, formación, información, celebraciones, campañas solidarias, rifas, regalos, tómbolas, entre otras iniciativas.

 

De estos jóvenes y niños de aquel pueblecito evocador del “macondo” en la novela Cien años de soledad de Gabriel García Márquez, todavía hoy siguen motivando a sus hijos con el rosario misionero donde aprendieron a rezar y ser solidarios con la misión universal y sin pensarlo dos veces todos los años inscriben a sus hijos para que vivan la experiencia.

 

Después de diez, veinte, treinta o más años de aquellos campamentos, por primera vez se interrumpe esta experiencia por causa del COVID 19.

Se escucha el eco de la tristeza; sin excursiones, juegos, y el entrar en contacto con la realidad  de los 5 continentes y su cuota de solidaridad; ataviados con sus camisetas (verde, azul, rojo, blanco, amarillo) y su hucha en mano dando con generosidad desde su pobreza.

 

Este año no hay campamento de verano en el pueblo ¡que tristeza!…, los mayores darán rienda suelta a recordar su rica experiencia de campo de verano vivida y a pedir a María Reina de las misiones “que el verano 2021, en aquel pequeño pueblo “Tapipa-Barlovento-Venezuela” quepa el mundo entero de nuevo y con fuerza.

 

Otra herida se abre en el corazón de los más pobres y marginados con el covid-19, pero una buena vacuna de solidaridad y esperanza ya comienza a prepararse para dar la bienvenida al campamento 2021.

Logo Delegación Misiones

| VIVIR DE MANERA

  EXTRAORDINARIA... LO ORDINARIO

  DE LA VIDA

Danilo Cantillo I.M.C. |  Delegado Diocesano de Misiones  |  Málaga

Editorial del Boletín Misionero Especial Pandemia

A las puertas de Semana Santa 2020, fecha en que la Iglesia celebra los misterios de la salvación actuados por Cristo con su Pasión, Muerte y Resurrección,  vividos intensamente por la piedad popular en calles y caminos de ciudades y pueblos del universo Cristiano/Católico. El mundo entero se encuentra encerrado en sus casas por causa del “covid-19”.

Desde la  Delegación Diocesana de Misiones de Málaga habíamos invitado a vivir una “cuaresma extraordinaria 2020”, en la edición anterior de este boletín. El estado de confinamiento en que nos ha puesto esta pandemia nos ofrece el seguir  en la tónica de “vivir de manera extraordinaria lo ordinario”.

En el Domingo de Ramos de la Pasión del Señor, la Iglesia recuerda la entrada de Cristo, el Señor, en Jerusalén para consumar su misterio pascual (abramos las puertas de nuestro corazón, de nuestros hogares y dispongámonos a recorrer el camino de hacer la voluntad del Padre).

 

El Jueves Santo en la Cena del Señor, se vive intensamente la institución de la Eucaristía, la institución del Orden Sacerdotal, y el mandamiento a la caridad fraterna (en la cena que viviremos ese día en la intimidad familiar, recemos por las vocaciones sacerdotales, religiosas, misioneras, que tanta falta hacen; redescubramos el valor de la Eucaristía; y demos gracias por los gestos de  fraternidad, solidaridad, la convivencia humana, la cercanía, la esperanza.

 

El Viernes Santo en la Pasión del Señor (día propicio para la reflexión, silencio  y adoración de la Cruz “mirando quienes son los crucificados de hoy” y como me comprometo con los más necesitados).

 

El Sábado/Vigilia Pascual en la noche Santa, la Iglesia espera la Resurrección del Señor y la celebra con la iniciación cristiana (ocasión muy apropiada para renovar las promesas bautismales).

 

El Domingo de Pascua de la Resurrección del Señor, el sepulcro está vacío (ocasión para reconocer a Jesús vivo caminando entre nosotros y acompañándonos  para salir con una mejor vida de esta pandemia).

 

En este encierro domiciliario agradecemos a Antonio Llamas/y a los Hijos del Inmaculado Corazón de María en  Zimbabwe; a Manolo Lozano, Antonio Collado y Juan Manuel Barreiro de la Misión Diocesana en Venezuela; a Esther García/ y a las Comunidades Neo-catecumenales en Estonia; a Mª Soledad Calzado/ y a las Religiosas Filipenses Hijas de María Dolorosa en Kenya; a Luis Jiménez/ y a los Misioneros de la Consolata en México; a Manuel Ríos y Rafael Arjona/ y a los Misioneros de la Esperanza en el Chad y Paraguay; a Remedios López/ y a las Hijas de la Caridad en Ruanda, a Rafael Lería/ y a los Padres Jesuitas de Brasil, a Conchi Villanueva/ y a las Hermanas Trinitarias de India, y a tantos otros misioneros que con su testimonio nos acercan al dolor del otro para que recemos los unos por los otros.

 

Unidos en la oración, feliz Pascua de Resurrección.

Logo Delegación Misiones

| SIN MIEDOS PARA MANIFESTAR

  NUESTRA FE

Danilo Cantillo I.M.C. |  Delegado Diocesano de Misiones  |  Málaga

Editorial del Boletín Misionero de Marzo/Abril 2020

La cuaresma es un tiempo para colocarnos delante del espejo de Jesucristo, ante los demás y ante nosotros mismos,  para reconocer lo que somos  y renacer de nuevo, volver a Cristo y dejarnos transfigurar con Él y caminar en el día a día como discípulo misionero.

Somos creyentes, pero en el día a día nos  cuesta conectar la fe que tenemos con la vida que vivimos, tendemos a evitar públicamente cualquier acto de fe, pero cuando llega la Semana Santa nos volcamos todos a las calles y acompañamos a Jesucristo en su pasión, muerte y resurrección.

Bravo, bravo, bravísimo por todos aquellos hombres y mujeres que salen a las calles a manifestar su fe con fervor, bravo, bravo bravísimo porque los muchos turistas que visitan Málaga, creyentes o no, se pueden preguntar: ¿y porqué se le llama Ntro. Padre Jesús Cautivo, porqué a María Santísima de la Amargura (Zamarrilla) una espada le atraviesa el corazón?, porqué, porqué… con nuestras imágenes en las calles somos un espejo de evangelización.

La semana Santa llega a su final y entre bombos y platillos volvemos a reducir la fe al ámbito de lo privado.

El Jesús nazareno que llevamos en hombros es el mismo que nos invita a salir al corazón de Málaga y del mundo a proclamar la buena nueva.  Y nos anima el Papa Francisco diciéndonos que nos prefiere como Iglesia accidentada, herida, manchada por salir a la calle. Antes que una Iglesia enferma por el encierro…nos invita a lanzarnos a una opción misionera capaz de transformarlo todo (costumbres, estilos, horarios), y convertirnos en evangelizadores del mundo actual “postcristiano”.

En esta cuaresma 2020 preguntémonos ¿Cómo ser espejo permanente de Jesucristo Misionero del Padre, para tantas personas que visitan Málaga?

Logo Delegación Misiones

| En el corazón de málaga...

  la misión

Danilo Cantillo I.M.C. |  Delegado Diocesano de Misiones  |  Málaga

Editorial del Boletín Misionero de Enero/Febrero 2020

Motivados por la vivencia del Mes Misionero Extraordinario convocado por el Papa Francisco “Bautizados y Enviados, la Iglesia de Cristo en misión en el mundo” que en la Diócesis de Málaga se vivió con mucha intensidad, la Delegación Diocesana de Misiones de Málaga comienza la andadura de esta década 2020 con la publicación de este sencillo  boletín informativo-formativo y orante misionero”  que pretende “conectarnos” con la misión en otros lugares del mundo y colocar la MISIÓN en el corazón de los malacitanos.

En esta edición conectamos con la jornada de Infancia Misionera “con Jesús a Egipto ¡en marcha!” para acompañar, rezar, apoyar y despertar la solidaridad con  todas las familias que se ven obligadas a huir de su tierra para escapar de la muerte, la guerra, el hambre, la miseria, la enfermedad, el desprecio, la insolidaridad y hacer un llamamiento a salir de nosotros mismos, de nuestro cómodo egoísmo y arropar con “amor de madre” a todos los que como Jesús de Nazareth hoy buscan una vida mejor.

La misión (vestir al desnudo, no solo con ropa sino también con abrazos y muestras de cariño;  dar de comer al hambriento…) es tarea permanente y esencial de la Iglesia. Cumplir con el mandato del Señor no es algo segundario para la Iglesia; es una tarea ineludible de todo bautizado. Tu eres Málaga y en tu corazón la misión.

Caminar por el corazón de la ciudad de Málaga, (la Santa Iglesia Catedral, la Alcazaba, el Cenachero, la calle Larios, la plaza de  la Merced, el mercado de Atarazanas, la Alameda, la plaza de la Marina. etc, te abre a la dimensión universal; tantas diversidad de culturas, rostros, lenguas. En medios de tantas alegrías, cantos, risas y lamentos estamos nosotros los malacitanos, nacidos e hijos adoptivos de la cuidad, bautizados y enviados como Iglesia a colocar en el corazón de Málaga la misión de Jesucristo.

Málaga Misionera

Delegación Diocesana de Misiones - Málaga

C/ Alcazabilla 13, 2ª planta. 952 02 66 68

misiones@diocesismalaga.es | misiones.mlg@gmail.com

© 2019 by misiones.mlg@gmail.com

Logo_OMP.png
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now